ago
16

Qué es una casa bioclimática

Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que el ser humano está perdiendo la batalla por preservar y mantener nuestro medio ambiente. La deforestación, la sobreexplotación de recursos naturales y la contaminación masiva de los medios marinos y otros recursos hídricos son algunos de los principales problemas a los que se enfrenta el ser humano. Por ello, medidas como la construcción de casas bioclimáticas son eficientes para comenzar a darle la vuelta a esta grave situación del medio ambiente.

En Mundo Pisos tu inmobiliaria en Mallorca, te explicamos que es una casa bioclimática.

¿Qué es y como se define una casa bioclimática?

Se define como casa bioclimática a aquellas viviendas que son capaces de conservar niveles adecuadas de temperatura interior tan solo usando recursos naturales de su medio más cercano, renovables y no contaminantes. El principal medio de obtención es el uso y almacenamiento de energía solar en los materiales con los que se ha construido dicha vivienda y reforzando dicho proceso con un perfecto aislamiento de las mismas.

La adaptación al clima de la zona es una de las principales características. No se pueden generar las mismas construcciones en una zona costera o de montaña ya que las necesidades energéticas son muy distintas por lo que habrá un enfoque para cada vivienda. Por ejemplo en Mallorca cada día es más importante mantener la casa fresca en verano y no tener que depender del aire acondicionado, en invierno con la cantidad de sol del que dispone la isla es fácil mantener la casa a una temperatura adecuada sólo con energía derivada del sol. De hecho ya hay empresas en Mallorca especializadas en la construcción bioclimática.

¿Qué es una casa bioclimática?

La orientación del edificio con respecto al sol es también muy importante. En el hemisferio norte la orientación que recibe más horas de radiación es la sur, mientras que en el otro hemisferio la orientación adecuada sería la norte. Colocar toldos, filtros y placas solares según sea la necesidad, así como un aislamiento correcto de puertas y ventanas evitará gastos innecesarios de energía.

Por ello, fomentar la construcción de casas bioclimáticas debe ser una de las prioridades en las próximas décadas. Casas inteligentes, que aprovechen nuestros recursos inagotables sin contaminar y destruir el medio que nos sostiene. Hay que recordar que el ser humano no puede vivir sin el planeta, pero el planeta si puede vivir sin el hombre.

Diseño de una casa bioclimática

Con el diseño de una casa bioclimática vamos a ahorrar mucho en energía, además de preservar el medio ambiente. Algunos de los puntos que se deben tener en cuenta al construir una casa bioclimática son:

1. Diseño bioclimático

Un aspecto fundamental para una construcción eficiente es un buen estudio del clima, la orientación, el factor de forma, el volumen, la captura de la radiación solar en invierno y su protección en verano, las sombras que tendrá el edificio y cómo le afectará.

2. Alto aislamiento térmico

Un edificio mal aislado consume hasta un 30% más de energía. Un buen aislamiento reduce las pérdidas de calor en los beneficios de invierno y verano y, por lo tanto, la demanda de energía para el aire acondicionado.

3. Eliminación de puentes térmicos

Una capa de aislamiento continuo, sin interrupciones y sin debilitamiento, evita los puentes térmicos, tan comunes en los edificios convencionales y que causan una gran parte de las pérdidas de calor en los edificios.

4. Ventanas de alto rendimiento

Las ventanas suelen ser el elemento más débil de los edificions en cuestiones energéticas. Entre el 25% y el 30% del gasto de calefacción se debe a pérdidas de calor de las ventanas. Una buena calidad de la mismas y una instalación correcta son fundamentales para una alta eficiencia energética.

5. Recuperación de calor

La ventilación mecánica permite que el aire interior se renueve continuamente. Gracias a un recuperador de calor, el aire que, por ejemplo, puede entrar en un día de invierno a 0°C al cruzar (sin mezclar) con el que sale a unos 22°C, produce la energía interna que transforma el aire a 0°C en aire aproximadamente a 18°C, dependiendo de la eficiencia del recuperador y sin ningún sistema de calefacción adicional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR