Logo Mundo Pisos

Tu inmobiliaria de confianza

Logo Mundo Pisos
Imagen cabecera

Ventajas de vivir en un pueblo

Ventajas de vivir en un pueblo

Los pueblos pequeños a menudo son subestimados cuando se trata de elegir dónde vivir. Mucha gente opta por vivir en las grandes ciudades, o buscan una casa en el campo, pero pocos consideran los beneficios que puede representar vivir en un pueblo pequeño.

Los pueblos y en general los pueblos pequeños pueden ser un remanso de paz, un pequeño cielo, donde los niños se beneficiarán de una comunidad donde todos se conocen, los adolescentes generalmente están más seguros ya que están lejos de los peligros que pueda representar una ciudad más grande y las personas mayores pueden disfrutar de la paz y la tranquilidad.

Los pueblos pequeños tienen algo bueno para todos, independientemente de la edad. Echa un vistazo a los beneficios que enumeramos a continuación y descubre por qué deberías considerar la vida en un pueblo pequeño.

Menor coste inmobiliario

Uno de los factores decisivos para muchas personas cuando se trata de elegir dónde vivir es el coste de la vida. En las ciudades, el precio de los inmuebles, tanto si se trata de comprar una vivienda  como si se trata de alquilarla es significativamente más elevado que el coste en un pueblo.

Debido a la gran demanda de viviendas en la ciudad, los precios suelen ser más elevados, mientras, en un pueblo pequeño, es probable que la vivienda sea mucho más accesible.

Oportunidad para la pequeña empresa

Uno de los mejores aspectos de vivir en una ciudad pequeña puede ser la oferta del comercial local que no se puede comparar con el de una gran ciudad. El comercio local no solo puede proporcionar hallazgos únicos y servicios de calidad, sino que también significa apoyar a sus vecinos directamente y retribuir a su comunidad. Sin mencionar que los productos que puede encontrar en su frutería o carnicería local son de mucha mejor calidad que en una gran cadena de supermercados.

La falta de competencia feroz por el espacio y los recursos también hace que los pueblos pequeños sean una oportunidad excelente para iniciar su propio negocio y echar raíces.

Menos estrés

El estrés es uno de los principales problemas de salud en la sociedad actual. Vivir en un pueblo pequeño es una oportunidad para ralentizar tu ritmo de vida y reducir el estrés.

La vida ya puede ser estresante de por si misma, independientemente de cuál sea tu trabajo, si a esto añades vivir en una gran ciudad ya tenemos el cóctel perfecto para una vida estresante. Los pueblos te presentan una vida más sencilla, con menos gente y distancias reducidas, la vida en un pueblo pequeño te da la oportunidad de mirar alrededor y apreciar algunas de las cosas más hermosas de la vida: ¡la gente y el paisaje!

Proximidad a la Naturaleza

Generalmente a pocos pasos de un pequeño pueblo encontraras espacios naturales de fácil acceso donde poder pasear y relajarte envuelto de naturaleza.

Si bien algunos pueblos pequeños existen como pequeñas ciudades dormitorio a la sombra de áreas más densamente pobladas, muchos se caracterizan por su paisaje rural y, a veces, incluso por su ubicación remota. Esto significa que los grandes espacios al aire libre a menudo se encuentran justo al lado de tu propio patio.

Entorno familiar

La gente de los pueblos pequeños se distingue por ser servicial y amable. Si alguna vez te encuentras una mala situación, siempre te ayudarán. La mayoría de las veces estás rodeado de gente que te conoce. Los pueblos pequeños son como una gran familia.

La mayoría de los niños conocen a todos las personas de su entorno. A los niños siempre se les enseña a respetar a sus vecinos y a apreciarlos. La gente de los pueblos pequeños recibe a los recién llegados a su comunidad con los brazos abiertos.

Menos tráfico y contaminación

Menos gente es sinónimo de menos tráfico. Las ciudades pueden congestionarse con los automóviles, y aunque todavía hay algo de tráfico y congestión en los pueblos pequeños, no es tan agitado y es mucho menos estresante

Desde el punto de vista de la salud, los pueblos pequeños son mejores que las ciudades. Debido a la reducción del tráfico y, por lo tanto, a la reducción de la contaminación del aire, la calidad del aire es mucho mejor.

También hay una contaminación lumínica  significativamente menor, por lo que podrás pasar las noches despejadas mirando el cielo estrellado.

Dormirás mejor

A diferencia de las ciudades, los pueblos pequeños no se quedan despiertos por la noche. Con el ritmo más lento y las calles vacías por la noche, es posible que te resulte mucho más fácil e incluso más agradable dormir por la noche en un pueblo pequeño que en cualquier otro lugar.

Si está considerando un cambio en su estilo de vida, definitivamente vale la pena considerar mudarse a una ciudad pequeña. Los beneficios mencionados anteriormente son solo algunas de las ventajas. Todos los días puedes descubrir pequeñas cosas que te alegrarán de haber decidido mudarte.

Consulta nuestra oferta de casas en pueblos de Mallorca

Si estás pensando en vivir en un pueblo de Mallorca y disfrutar de todos los beneficios que hemos mencionado, contáctanos y te mostramos nuestra oferta en casas de pueblo

Noticias relacionadas

Los avances tecnológicos en las inmobiliarias

Los avances tecnológicos en las inmobiliarias

Las nuevas tecnologías está muy presente en todos los ámbitos...
leer más
¿Me compensa elegir una hipoteca a tipo fijo?

¿Me compensa elegir una hipoteca a tipo fijo?

Nueva tendencia para las nuevas hipotecas El tipo de interés fijo en las...
leer más
¿Puedo vender un piso alquilado? Si, pero con condiciones ..

¿Puedo vender un piso alquilado? Si, pero con condiciones ..

Si tienes un piso alquilado seguramente alguna vez te has preguntado si lo puedes...
leer más